NUESTRAS PUBLICACIONES: Carpe Diem, de Antonio Cruzans Gonzalvo, Ancrugon


 


Carpe diem es un pequeño libro de relatos, en total catorce, que han ido apareciendo, por encargo y a la carta, en la web Lírica en transversal, una página digital cuya utilidad es la de servir como libro de texto de la asignatura de Lengua y Literatura castellana para los cuatro cursos de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) del IES Cueva Santa de Segorbe, donde se han utilizado como lecturas de apoyo al temario desarrollado, distribuyéndose de la siguiente forma:

En aguas de la palabra (1º ESO): Mi metamorfosis, correspondiente al primer trimestre; El hueco, segundo; Tras cada segundo, tercer trimestre; La relatividad y Haraka Roho, utilizados ambos en sendos exámenes.

Palabras a flor de piel (2º ESO): Sobre atardeceres, primer trimestre; Caminos a ninguna parte, segundo, y La casa del pueblo, tercero.

Entramando (3º ESO): Diógenes, trimestre primero; Carpe diem, trimestre tercero, y Tempus fugit, tercer trimestre.

Rosa de los vientos (4º ESO): Carta desde el infierno, para el primer trimestre; Un camino hacia el futuro, para el segundo, y Tempus omnia variat, correspondiente al tercero.


Por lo tanto, estos cuentos, cuyo próximo destino es formar parte de un futuro libro donde se recogerán las experiencias de este proyecto educativo, no solo están enfocados hacia un público juvenil, sino a todas esas personas que se consideran jóvenes, tengan la edad que tengan, para quienes la mayor aspiración de su existencia sea la de vivir con plenitud cada segundo de sus vidas, es decir, carpe diem.

“¿Las personas también sufrimos una metamorfosis?” Esta pregunta tan inocente en la boca de una niña puede llegar a ser todo un dilema muy difícil de responder, por ello, sus protagonistas van a necesitar dos historias, separadas por varios años, para resolverlo: Mi metamorfosis y Carta desde el infierno.

El hueco es un intento de desvelar el secreto de ese espacio vacío en nosotros mismos donde se quedan atrapados los sueños, esos que a veces nos preguntamos si cambian cuando nosotros crecemos, si evolucionan Tras cada segundo.

Tomar decisiones es algo muy importante y trascendental, como podemos comprobar en La relatividad y Haraka Roho, dos cuentos muy distintos, aunque ambos nos hablan de momentos importantes.

Sobre atardeceres está basado en un hecho real que me ocurrió hace mucho tiempo y que me hizo reflexionar sobre el significado de la ceguera y por qué nos cuesta tanto darnos cuenta de las cosas.

Caminos a ninguna parte y Un camino hacia el futuro son dos partes de una misma historia que, a su vez, está relacionada con otra más extensa que apareció en mi anterior libro Desde mi ventana, y en ambos se juego bastante con la fantasía.

Algo parecido ocurre en La casa del pueblo, pues sirve de cierre a una pequeña novela de terror donde lo más doloroso son esas preguntas sin respuestas que llenan de fantasmas nuestros días más siniestros.

Por su parte, Diógenes es un relato duro, triste, pero con el cual, desafortunadamente, muchos jóvenes de ambos sexos pueden sentirse identificados. Más que una protesta, es un grito de rabia.

Luego aparece una historia de amor en tres capítulos: Carpe diem, Tempus fugit y Tempus omnia variat, donde podemos descubrir que, para querer a alguien, primero debemos comenzar por querernos a nosotros mismos.

Y eso es todo, aunque pienso que no es poco, puesto que este pequeño libro se ha ido gestando a lo largo de cuatro años a impulsos de las necesidades pedagógicas del departamento de Lengua Castellana, y confío, humildemente, en haber aportado algún pequeño rayito de luz en estas jóvenes mentes o, por lo menos, haberles hecho pasar un rato distraído con mis historias.

Visitas recibidas por este artículo hasta el 5 / 2 / 2021:

1.545

Comentarios

Entradas populares de este blog

MEMORIAS DEL EXILIO: Antonio Soriano: La aventura del saber, por José Luis Morro Casas

CENTENARIOS: José Zorrilla cumple dos siglos, por Ancrugon

AÚN LA IMAGINO CON INTENSO ALBOROZO: Hasta en las rocas crecen flores, por Ancrugon